En el aeropuerto

20140406-173454.jpg

Pertenezco a la raza de los que, en cualquier aeropuerto, sentimos una profunda melancolía. Si estar presente en un lugar es estar ausente en el resto del universo, entonces, sin distinción alguna, todo aquel que se va, como todo aquel que llega, es, al menos, una ausencia. El aeropuerto es una sumatoria de ausencias. Pero además, ¿qué es el regreso para los que parten, y qué es la partida para los que llegan?

Hoënyr, 2014.

Esta entrada fue publicada en ¿Textos serios?... Quizás, Disfonías, Microrrelatos, Relatos del alma. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *