La serpiente de bronce

serpiente-bronce

Y entonces Ra, el Gran Dios [Jehová], otorgó el aliento sagrado a la serpiente de bronce que construyeron los sacerdotes [Moisés] por orden suya. Así nació Wadget, la Serpiente Sagrada, bastaba con mirarla para sanar cualquier enfermedad.

“El libro de los muertos”, Papiro de Amen-em-heb I:3-4.
“La Biblia”, Números 21:8-9.

Esta entrada fue publicada en La Biblia en contravía y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.