Corrección periodística

image

No es cierto que los hechos de ayer 13 de noviembre sean los actos más sangrientos en París desde la II Guerra Mundial.

El 17 octubre de 1961, bajo el mando de Maurice Papon, la gendarmería (policía) parisina ejecutó la ”masacre de París”, asesinando entre 285 y 393 ciudadanos, principalmente argelinos y otros extranjeros, aunque algunos estudios llegan a cifras cercanas a los tres mil muertos.

Muchas víctimas fueron escogidas al azar, según sus rasgos físicos. Algunas fueron arrojadas al Sena, otras fueron pasadas como NN muertos en riñas callejeras u otras circunstancias. Todas fueron detenidas y golpeadas brutalmente antes de ser ejecutadas.

El presidente de la época, Charles de Gaulle dijo que era “un asunto sin importancia”, unos años después el Estado francés aprobó una ley de amnistía que imposibilitaría la determinación de responsabilidades, y durante casi dos décadas la masacre fue tema “tabú” en la gran mayoría de los círculos periodísticos.

Eso comenzó a cambiar hacia 1981, cuando el periódico Le canard enchaîné reveló evidencia de la colaboración de Maurice Papon a los nazis en el Holocausto. Fue en 1998 que finalmente fue condenado por sus crímenes en la II Guerra, más nunca fue siquiera investigado por la masacre de 1961.

En 2012 el presidente Hollande hizo reconocimiento oficial de la responsabilidad del Estado en la matanza.

El 17 de octubre de 1961, argelinos que pedían por la independencia fueron asesinados en una sangrienta represión. La República reconoce esos hechos. Rindo homenaje a las víctimas 51 años después (Le Parisien, 17-oct-2012).

Hoënyr, 2015.

Esta entrada fue publicada en Contrarrelatos, ¿Textos serios?... Quizás y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.