El cuchillo

Ese cuchillo únicamente fue usado en dos ocasiones: en nuestra boda, cuando alegremente cortamos el pastel y anoche, cuando en mi desesperación, tuve que defenderme para siempre de los horrores que mi marido me hacía padecer.

Hoënyr © 2012.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *