Queja fantasmal

-Convivir con humanos adultos no es sencillo -se quejaron los fantasmas en la terapia grupal-; no has terminado un truco o de hacer aparición y ya te juzgan como malo y peligroso. Con los niños es diferente; ellos no tienen prejuicios.

Hoënyr © 2012.

Esta entrada fue publicada en Microrrelatos. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *