El agua del retrete

Y al final de su más consciente y dedicado esfuerzo, el agua del retrete se fue, llevándose muy lejos el más despreciable de sus productos. Con la misma rapidez, su mente se alejó para siempre de los geniales pensamientos e ideas que segundos antes acababa de concebir.

Hoënyr, 2012.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>