Salud, dinero y amor

-Compra la lotería -me dijo en la cantina el viejo ebrio que brindaba conmigo cuando Ella me dejó-; ya sabes lo que dicen: “de buenas en el juego, de malas en el amor”…

De eso hace varios años. Ahora sobrevivo entre penurias, sin amor y sin dinero. Así es, sin dinero, ya que me convertí en ludópata intentando que se cumpliera ese maldito dicho popular.

Solo me queda la salud… Pero claro, siempre y cuando salga victorioso de esta cirrosis.

Hoënyr, 2012.

Esta entrada fue publicada en Microrrelatos. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *